La Epilepsia: Oscura o Clara realidad.

La Epilepsia cuya incidencia es aproximadamente el 1% de la población, más frecuente en países desarrollados, es un trastorno neurológico caracterizado por la transmisión/conducción de impulsos eléctricos descontrolados a nivel cerebral, lo cual se manifiesta en forma general como movimientos involuntarios que pueden ser tónicos, clónicos o combinados, conocidos por la mayoría de la población como CONVULSIONES, a su vez existe un tipo muy particular que por carecer de estos movimientos se le conoce como crisis de ausencia.

El título de la entrada es debido a que para muchos tener este diagnóstico o algún familiar con el mismo los hace entrar en un túnel negro copado de estrés y desesperación, y es muy comprensible, lo lamentable es que muchas veces por desconocimiento e inexperiencia se limita a esa persona/paciente a estar encerrado en casa, sin poder realizarse académica o intelectual o físicamente, por el hecho de tener el diagnóstico de epilepsia, esta enfermedad en cuestión es crónica, pero no necesariamente incapacitante, por lo cual los individuos que la padecen pueden formar parte de la sociedad y mundo productivo al igual que una persona sin el diagnóstico de epilepsia.

Sabiendo que como enfermedad crónica amerita tratamiento farmacológico, así como revisión médica periódica (Neurología).

Algo muy importante a destacar es que a todo lo que nos pasa es esta vida hay que sacarle el lado positivo, este es un mensaje para los pacientes que la padecen y para las familias (en especial las madres), sáquenle provecho a la situación, ya que es bien conocido que el esparcimiento emocional, recreación y actividad física frecuente están relacionados a menor frecuencia en las crisis convulsivas.

Qué es una crisis convulsiva?

Se define como movimientos musculares tónico, clónicos o mixtos rápidos, rítmicos e involuntarios, que pueden variar en cada paciente tanto en tipo como en duración. Algo importante destacar es que son autoresolutivas y en general son breves 30 segundos a un minuto,pero pueden extenderse de 5 a 30 minutos, lo cual se conoce como estatus espiléptico, en el que hay mayor riesgo de hipoxia y daño cerebral. Su presentación clínica dependerá del area cerebral comprometida.

IMPORTANTE DESTACAR que toda crisis convulsiva es considerada una emergencia médica, ameritando traslado a centro de salud y atención inmediata.

Causas de convulsiones:

  • Fiebre (principalmente en niños menores de 2 años).
  • Epilepsia.
  • Infecciones: meningitis.
  • Metabólica: Hipoglicemia, hiponatremia, hipocalcemia.
  • Anomalías cerebrales congénitas.
  • Tumoraciones cerebrales.
  • Drogadicción.

EPILEPSIA según el tipo de CONVULSIÓN

  1. Parcial: a su vez pueden ser Simples o Complejas.
  2. Generalizada: Crisis de usencia o pequeño mal, Mioclónical, Tónico-Clónicas, Tónico, Atónicas.

PRESENTACIÓN CLÍNICA:

  • En general aparecen de forma inesperada, sin embargo algunos pacientes pueden experimentar síntomas previos (Aura) como mareo/náuseas, ansiedad, vértigo, visión borrosa o luces brillantes en el campo visual.
  • Desvanecimiento o pérdida del conocimiento.
  • Confusión.
  • Movimientos corporales involuntarios.
  • Mirada fija, en las crisis de ausencia.
  • Relajación de esfinteres naturales: evacuación o micción involuntaria.
  • Detención de movimientos respiratorios.
  • Salivación excesiva (salida de eapuma por la boca).
  • Hipotensión, manifestada como palidez cutánea y frialdad de manos y pies.

Diagnóstico:

  • Clínico por parte del Neurólogo.
  • Laboratorio: glucosa, electrolitos séricos.
  • Electroencefalograma.
  • Resonancia Magnética Nuclear Cerebral (MRI).
  • Tomografía Cerebral Computarizada.

Tratamiento:

  • Farmacológico: varía en cada paciente, dependerá también del estado agudo o crónico.
  • Cambios en el estilo de vida: dormir de 8 a 10 horas al día, limitar el consumo de alcohol y cafeína, realizar acividad física 45 minutos diarios.
  • Cambios en los hábitos alimenticios: una dieta libre de glúten y la dieta cetogénica pueden ser de gran beneficio.
  • Soporte familiar.

Si tienes alguno de los síntomas mencionados, no olvides contactar a tu médico primario, si ya tienes el diagnóstico de epilepsia acude a control con tu NEURÓLOGO, no dejes de tomar tus medicamentos anticonvulsivantes, la pérdida de una dosis podría ser fatal.

NO LO OLVIDES: Tú tienes epilepsia, ella no te tiene a tí. Por lo tanto tu mandas, tu la controlas, tu tienes el control. Recuerda VIVIR en la LUZ.

Bienvenido cualquier comentario y recuerda compartir esta valiosa información con tus familiares y amigos.

¡suscribete!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: