SABER ES IMPORTANTE, EMBARAZO Y VACUNA COVID-19

Es mucho el avance científico logrado desde la creación de la primera vacuna en el siglo XVIII, en Inglaterra, a través de la cual se logró disminuir la severidad y duración de la mortífera Viruela, se le da el nombre «vacuna» debido a que la idea de su creación provino de la» vaca», si así mismo, ya que el médico e investigador Edgard Jenner notó que las mujeres o personas que ordeñaban vacas se infectaban de un cierto tipo de viruela (proveniente de las vacas), cuyo tipo y curso de la enfermedad era menos severo, por lo cual decidió tomar muestras de estos pacientes y suministrarle este suero de las lesiones provenientes de las personas con la infección más leve a un niño, quien fue el primer paciente «voluntario»  en recibir la vacuna contra la viruela, y quien en efecto se infectó y presentó los síntomas, pero los mismos fueron autolimitados y de corta duración. Luego con el tiempo se fue mejorando la técnica, logrando la erradicación de la viruela en 1980, valga notar, que la VIRUELA fue la primera enfermedad erradicada en el mundo y declarada así por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 1980.

Otro ejemplo, en el avance y razón de ser en el tema de vacunas e inmunizaciones, fue la creación de la vacuna contra la temida poliomielitis, la cual podía causar síntomas leves en la mayoría de los casos, pero   también podía llegar a causar parálisis muscular y en el peor de los escenarios la muerte por parálisis de los músculos de la respiración. Así como el novel COVID-19, el virus de la poliomielitis también se transmite por contacto con secreciones, pero éste segundo se multiplica y divide en el tracto digestivo, por esto ultimo la forma de administración de la vacuna contra la «polio» es  por vía oral, en gotitas orales. La poliomielitis o simplemente «POLIO» hasta ahora no tiene cura, simplemente medidas de soporte, como respiración mecánica asistida, terapias de rehabilitación física en caso que sólo se hayan visto afectadas las extremidades, en cuyo caso, lo más frecuente son las extremidades inferiores, quedando como secuela la incapacidad para caminar debido a la atrofia muscular. Gracias a la creación de la Vacuna Anti-POLIO en 1955, se logró erradicar la enfermedad en 1994, salvando innumerables vidas.

Otro tipo de enfermedades infectocontagiosas o complicaciones de las mismas, en las que se ha implementado la vacunación en masa, y que son recomendadas por grupo etario son: Vacuna contra la Hepatitis B y C, previniendo así insuficiencia y cáncer de hígado. Las infectocontagiosas o eruptivas de la infancia: Varicela, Rubella, Sarampión y Parotiditis en las cuales no sólo se previene la infección, sino que si esta llegase a producirse es muy autolimitada, evitando sus complicaciones y secuelas a largo plazo.

Destaca a su vez también la vacuna contra el VPH (Virus de Papiloma Humano) la cual disminuye el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino en la mujer y de pene en los hombres, si es indicada y recibida  a la edad apropiada, mencionando que el  momento adecuado es en la adolescencia,  desde los 12 años de edad, y específicamente, en el sexo masculino debe recibirse antes de los 21 y sexo femenino antes de los 26. Este tema será ampliado en futuras publicaciones, así que pendientes.

 

Por todo lo discutido en las líneas precedentes, me tomaré ahora la libertad de hablar en primera persona, y es que  YO, como profesional de la salud, Médic@ y especialista en Obstetricia y Ginecología formada base de ciencia e investigación, así como continua actualización, porque como dicen por ahí, el que estudia medicina nunca deja de estudiar, cosa que es totalmente cierta, ya que la MEDICINA avanza cada día, RECOMIENDO la administración de la Vacuna contra el COVID-19 a la población de mujeres embarazas, población de riesgo, y en mi opinión, de muy alto riesgo por tratarse de 2 seres vivos (la madre y el feto), esto a sabiendas de todas las modificaciones para el cuerpo de la mujer que trae consigo el embarazo, en obstetricia le llamamos a esto MODIFICACIONES GRAVIDICAS, que juegan un rol importante en el sistema cardiovascular y respiratorio (sitios también predilectos de este letal virus que vino con corona para quedarse por largo tiempo), y es que al analizar las modificaciones gravídicas desde el segundo trimestre, que se ven exacerbadas  en el 3er trimestre del embarazo con el crecimiento del útero, y esto lo entenderás si has estado embarazad@ o si has estado en contacto cercano con una embarazada,  sabrás a lo que me refiero, ya que la paciente describe dificultad respiratoria y cansancio fácil, lo cual es soportado con la evidencia científica basada en las modificaciones fisiológicas del organismo durante el embarazo, cuyo objetivo es proporcionar al feto de nutrientes y el oxigeno necesario para su desarrollo y crecimiento intrauterino.

 

Si ya han leído acerca de COVID-19 durante estos últimos largos y convulsos 12 meses, saben que principalmente afecta a el sistema cardiovascular y respiratorio, afectando así la correcta irrigación y oxigenación de los tejidos, imagínense entonces una embarazada infectada con COVID-19 (con solo las modificaciones gravídicas), pero imagínense ahora una embarazada que además tenga comorbilidades como ASMA bronquial o Hipertensión Arterial, los invito además que se pongan en el posible escenario de que esa embarazada sea su esposa, su hermana, su madre, su prima, su hija, o si tú que me lees, eres mujer, imagina por un momento que seas tú, la embarazada, asmática y que por mala suerte se contagió con el virus con corona. Aterrador verdad? saber que la vida de dos está comprometida, y que ese numero 2 es tu hij@.

 

EL MIEDO ES UNA REALIDAD ACEPTABLE

Sí, ante todo lo nuevo y desconocido está bien sentir miedo, y en este contexto es totalmente aceptable, ya que actualmente no hay suficiente data, pero atent@s, la data disponible no basta para hacer indicación absoluta de la vacuna anti covid-19 en las embarazadas pero la misma, tampoco es suficiente para CONTRAINDICARLA.

Entonces el miedo a lo desconocido, a lo nuevo es aceptable, pero podemos combatirlo si nos basamos en evidencia científica, por eso te invito a ti, mujer, madre, hij@, herman@, espos@ a que investigues y te documentes, y que lo discutas con tu Obstetra o el  profesional de salud que esté llevando tu cuidado prenatal. Es recomendable realizar una lista de preguntas y aclara todas las dudas que tengas en cuanto a la infección por COVID, la vacuna y su relación con el embarazo.

También sería ideal acudir a la consulta con tu pareja o con un miembro cercano de tu familia, pero esto solo  si te es permitido llevar acompañantes a tu control prenatal, ya que los acompañantes han sido restringidos por salud pública en muchos establecimientos de salud, desde el inicio de la pandemia.

Algo importante a destacar, es que ninguna vacunación o inmunización es obligada, los esquemas de vacunación son «recomendados»,  ya que cada quién tiene libre albedrío, por lo cual tú decides si la recibes o no.

 

BUENAS NUEVAS

En México el 5 de Marzo de 2021 nace el primer recién nacido al que se le encontraron anticuerpos IgG contra el COVID-19, producto de la vacunación de la madre en el 3er trimestre de gestación , se sabe que la mujer recibió el esquema de 2 dosis del laboratorio Pfizer, dicha mujer decidió vacunarse por ser personal de riesgo (nutricionista), puso en la balanza los riesgos y beneficios y tomó su decisión , que en mi opinión la más acertada.

A su vez, el segundo caso documentado de un recién nacido con anticuerpos contra COVID-19 ha sido en el Estado de la Florida, EEUU, en este caso la madre también formaba parte del sector salud, y se administro las 2 dosis pero del laboratorio MODERNA, el nacimiento fue de una niña en buenas condiciones a las 39 semanas de edad gestacional, cuya madre recibió la ultima dosis de la vacuna 3 semanas antes del nacimiento que fuera el día 16 de marzo del 2021, es decir a las 36 semanas , y la primera dosis a las 32 respectivamente.

Madre con su hijo en sus brazos

 

La demostración de los anticuerpos se realiza al analizar la sangre fresca del cordón umbilical durante el nacimiento, es decir se transmiten vía transplacentaria de madre a feto. Todavía es mucho lo que queda por saberse, por investigarse y analizar acerca de la inmunidad a mediano y largo plazo en estos niños, ya que es bien sabido que la duración de estos anticuerpos IgG (inmunidad pasiva) va de 3 a 6 meses de vida. Lo que si se sabe es que estarán protegidos, y que el avance en la ciencia e inmunología es bastante prometedor en materia covid.

**Por último pero no menos importante, cabe aquí mencionar que los recién nacidos de madres vacunadas/inmunizadas también recibirán anticuerpos a través de la lactancia materna, que así como la vía transplacentaria, esta última es también una forma de inmunidad pasiva. Por una razón u otra: documéntate y  VACUNATE.

Si deseas ampliar esta información puedes visitar www.cdc.gov

Te invito a que leas mis otros artículos relacionados al tema: Inmunidad y COVID-19, Síndrome Post-COVID-19 y Pandemia COVID-19.

IMPORTANTE no olvides darle me gusta, dejar tus comentarios y compartir esta valiosa información , que está como pan caliente, recién salida del horno.

 

 

Deja un comentario

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Translate »
Optimized with PageSpeed Ninja